Educación dental

¿Por qué es importante educar a los niños y niñas sobre salud bucodental?

Hay tres razones fundamentales por las cuales es importante educar a los/as niños/as sobre salud bucodental:

  • La caries y la gingivitis (inflamación de las encias) son las enfermedades bucodentales más comunes que afectan a los escolares.
  • La caries y la gingivitis pueden afectar incluso a los/as niños/as pequeños/as.
  • La caries y la gingivitis pueden prevenirse o controlarse en gran medida mediante el cepillado con dentífrico fluorado y modificando hábitos dietéticos.

Mediante la promoción de hábitos higiénicos y dietéticos adecuados en niños y niñas podemos disminuir las caries y las enfermedades de las encias.

Clinica Dental Ignacio Ezquerro - Educacion dental

Así es como debemos cepillarnos:

Paso 1:

Aplicamos la pasta de dientes al cepillo.
Hay que aplicar una pequeña cantidad.

Paso 2:

Nos cepillamos de arriba a abajo y con movimientos circulares, por todas las caras
de los dientes, durante unos 3-5 minutos.

Paso 3:

Escupimos la pasta, nos enjuagamos con agua y ya están limpios. Ahora toca… ¡sonreir!
Además podemos utilizar un enjuague bucal.

Clinica Dental Ignacio Ezquerro - Educacion dental Pasos cepillado

Podemos complementar el cepillado con:

LIMPIEZA CON SEDA DENTAL

El uso de la seda es imprescindible para eliminar la placa bacteriana y los restos de comida de los espacios que quedan entre los dientes. Las enfermedades periodontales comienzan habitualmente por acúmulos de placa en estas zonas donde es difícil llegar con el cepillo.
Para una buena higiene dental, basta con utilizar la seda dental una vez al día, mejor antes de acostarse.

UTILIZACIÓN DE CEPILLOS INTERPROXIMALES

Cuando se tienen espacios mayores entre diente y diente, en vez de seda dental se pueden utilizar cepillos interproximales. En estos casos son más cómodos y rápidos que la seda dental.
Existen tamaños diferentes de cepillos interproximales dependiendo del espacio que haya entre los dientes. El cepillo debe introducirse sin dificultad, de forma que sean los filamentos y no el alambre los que estén en contacto con los dientes. Si el cepillo no entra cómodamente, no hay que forzarlo.
Los cepillos interproximales deben usarse a fondo al menos una vez al día, preferiblemente por la noche.

ENJUAGUES

Realizar enjuagues bucales (de uso diario o específicos según las necesidades), tras el cepillado, ayuda a conseguir una higiene bucal completa y proporciona el máximo frescor.
Los colutorios no deben tener alcohol, ya que se ha demostrado que el abuso de dichos productos está relacionado con una mayor probabilidad de contraer cáncer bucal. Los que llevan clorhexidina tienen una importante actividad antibacteriana.

IRRIGADORES

La aplicación directa de un chorro de agua o colutorio bucal ayuda a la eliminación de las bacterias depositadas en los dientes, las encías y los lugares de difícil acceso.

Las ventajas del flúor:

El flúor ayuda a controlar las caries remineralizando los dientes, aumentando su resistencia e impidiendo que se produzcan ácidos bacterianos, lo que reduce o frena el proceso de caries. Es eficaz cualquiera que sea la vía por la que se administre (dentríficos, agua de bebida, gel, gotas, pastillas…)